Esfumarse

cajas abiertas.jpg
EMI, DORA, LA TRAPECISTA Y OTROS ESPECTROS

 

El primer proyecto, una colección de cuentos-objeto que llega para quedarse. 

 

El cuento-objeto nace de un relato que busca la imagen que lo complete. Y la encuentra. Y ambos, relato e imagen buscan el objeto que hace del relato y de la imagen algo tangible, poético y verdadero.

 

La lectura se convierte en una experiencia completa que, por unos momentos, rompe la barrera entre la ficción y la realidad, la literatura y la vida. 

 

Son objetos únicos, con carácter de obra original, pero sin límite establecido en cuanto al número de ejemplares. 

 

Cada cuento-objeto se presenta en una caja con ventana transparente  que contiene un relato original, una imagen y un objeto poético.

  • El relato: relatos originales de Caridad Fernández. Entre 1 y 9 páginas. 

  • La imagen: la imagen que ilustra la caja es una transferencia fotográfica en papel japonés  (con alguna excepción), que se deja ver a través de la ventana transparente de la caja. 

 

"Fotos antiguas que han salido a mi encuentro:  encontradas en páginas de coleccionistas de fotos, en mercadillos. Algunas imágenes de mi propio álbum familiar o donadas de otros álbumes familiares... La búsqueda de ese carácter evocador que los relatos necesitaban, supuso un nuevo reto: una técnica que le diera forma. La copia de la fotografía original no acababa de acompañar el carácter sugerente de los textos. Enseguida me vino a la cabeza el papel japonés, con su transparencia frágil y abierta a la sugerencias de la imagen. La técnica de transferencia fotográfica para ilustrar los cuentos nació de la elección de este soporte que no se presta a la impresión."

 

  • El objeto poético: trae hasta nuestras manos de forma física, el relato. Convierte el objeto imaginado en algo material.